Skip to main content

Consumo diario de almendras muestra costo-efectividad en la prevención de enfermedad cardiovascular

20/5/2020

Almonds in white bowl

Un reciente estudio, realizado por Tufts University y comisionado por el Almond Board of California, mostró que comer 42.5 gramos de almendras todos los días en comparación con no comer almendras puede reducir los costos de salud asociados con la enfermedad cardiovascular entre consumidores estadounidenses.1

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) son la principal causa de muerte a nivel global, según datos de la Organización Mundial de la Salud, ya que cobra casi 18 millones de vidas cada año2, incluyendo los Estados Unidos. La ECV también es una enfermedad costosa de tratar y un enorme peso económico. En México durante 2015, se establece que el costo promedio de la hipertensión se ubicaba en US $5,862. Asimismo, se señala que el costo promedio anual por paciente fue de $3,193.75 dólares correspondiendo a $2,740.34 dólares para el paciente sin complicaciones y $3,550.17 dólares para el paciente con complicaciones. Los días/cama en hospitalización y en unidad de cuidados intensivos fueron los servicios con mayor costo.3 En el 2003, la Administracion de Alimentos y Drogas (FDA) de los EU aprobó una declaración de salud que establecía que “Evidencia científica sugiere, mas no comprueba, que comer 42.5 gramos de la mayoría de las nueces, tales como almendras, como parte de una dieta baja en grasa saturada y colesterol puede reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiacas”. De hecho, múltiples estudios han demostrado que el consumo regular de almendras puede ayudar a reducir los niveles de colesterol “malo” o LDL (lipoproteínas de baja densidad), un factor reconocido de las ECV.

El objetivo de este estudio fue calcular el costo- beneficiodel consumo de almendras en la prevención de enfermedad cardiaca coronaria a través de cambios en los niveles de colesterol LDL en la población estadounidense, usando tanto análisis de casos a corto plazo y prevención de riesgo a 10 años. Los investigadores desarrollaron un modelo para evaluar la relación entre comer 42.5 gramos de almendras por día y no comer nada de almendras. Los parámetros de ECV incluyeron las probabilidades de incremento en los niveles de LDL, desarrollo de infarto miocárdico agudo (IM o paro cardiaco), cirugías relacionadas con IM y muerte a causa de enfermedad y cirugías, y el costo de la enfermedad y los procedimientos en la población estadounidense en el 2012. El costo de las almendras que se usó en este estudio también se tomó en cuenta en el modelo y se basó en el precio del mercado estadounidense en 2012.

El modelo por caso que se usó en la investigación, que fue un estudio entre 150 adultos estadounidenses con mayor riesgo de padecer diabetes tipo 2, mostró que comer 42.5 onzas de almendras al día podría resultar en ahorros en costos anuales de $363.00 dólares en comparación con no comer almendras.  Los consumidores de almendras presentaron reducción en los factores de riesgo de ECV, incluyendo colesterol LDL, colesterol total, peso corporal y Apoliproteína B (también conocida como Apo-B, la principal proteína que se halla en el colesterol LDL dañino). Estos parámetros mejorados disminuyeron el promedio de costos de salud para el tratamiento de ECV.

Cuando se expandió el horizonte cronológico a 10 años, el patrón de los hallazgos fue similar: el año de vida ajustado por calidad costó a los no consumidores de almendras $2,566.00 dólares en la prevención de ECV en comparación con un costo de $1,806.00 dólares para los consumidores de almendras, lo que representa un ahorro de $760.00 dólares.

Con base en estos análisis, los investigadores concluyeron que consumir 42.5 gramos de almendras por día es una estrategia económica para prevenir ECV a corto plazo y potencialmente hasta por 10 años.

 

1 Wang J, Lee Bravati MA, Johnson EJ, Raman G. Consumo diario de almendras en la prevención de enfermedad cardiovascular mediante cambio en C-LDL en la población estadounidense: un análisis de rentabilidad. BMC Public Health. 2020 20:558. https://doi.org/10.1186/s12889-020-08642-4

2 Organización Mundial de la Salud. https://www.who.int/health-topics/cardiovascular-diseases/#tab=tab_1

3 Macías Sánchez, A., & Villarreal Páez, H. J. (2018). Sostenibilidad del gasto público: Cobertura y financiamiento de enfermedades crónicas en México. Ensayos. Revista de economía, 37(1), 99-133.

http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2448-84022018000100099